Tablets Con Precios Bajos No Caigas en La Trampa.

  1. Snow leopard
    Snow leopard
    En estas últimas semanas hemos leido por internet más acerca de la nueva tablet con Android de origen Indio que está llamada a romper las reglas del mercado como parece haberlo hecho Amazon con su nuevo Kindle.

    Y como expreso en el título que antecede este artículo, en cuanto al Sakshat, no es oro todo lo que reluce, así como en otras tablets que vienen con Android. Os cuento más tras el salto.
    Antes de empezar, quiero dejar claro que lo que se va a decir a continuación está basado en la humilde opinión del que suscribe estas lineas. Que bajo ningún concepto debe entenderse este artículo como una burda crítica sino más bien como una llamada a la coherencia ante la llegada de productos asiáticos que destrozan los precios de la competencia.


    Vamos a recordar las especificaciones del tablet Indio, el Sakshat. Cuenta con una pantalla de 7″ LCD/TFT, un procesador desconocido, 256 MB de memoria RAM y una capacidad de 2GB, así como las clásica conectividad WiFi. Y todo ello por 50$, o lo que sería lo mismo, 35€. En cuanto al sistema operativo, parece ser que llevará una versión de Android, aunque no se sabe seguro si será Eclair (2.1) o Froyo (2.2). Más o menos, esto es todo lo que se sabe sobre este tablet Indio.




    Ahora a lo que a nosotros nos concierne, ¿Hemos de tener en cuenta el Sakshat como un posible rival a los ya existentes tablets Android? No. Por muchas razones. En primer lugar, es un producto que no se puede ni considerar de gama baja, pues de entrada ya no viene con Honeycomb (3.0), y bajo nuestro punto de vista, todo tablet que no tenga Honeycomb como sistema operativo, no es un tablet, sino otro dispositivo, no por ello malo en su contexto. En comparación, sería como ponerle a un iMac una versión de iOS, o a un PC la última versión de WP7. Sencillamente, estos sistemas operativos no están pensados para ordenadores de sobremesa, al igual que Froyo o Eclair no está pensado para tablets.

    Eso no invalida que otras tablets lowcost si que puedan desempeñar su función concreta.

    Además resulta que el procesador del Sakshat será de 300 MGz, lo cual ya es un motivo más para descalificarlo como una opción a tener en cuenta si lo que queremos es un tablet. Por favor, un tablet con ese procesador no será capaz ni de reproducir videos de Youtube. Y no solo eso, sino que la experiencia de usuario será muy deficiente y no cumplirá con lo que cualquiera de nosotros buscamos en un tablet. El concepto en sí es muy bonito, un tablet asequible hasta para el tercer mundo. Pero no nos engañemos, no es un tablet, sino algo que es capaz de hacer funcionar Android, y seguramente no muy bien.

    Existen casos muy similares al Sakshat, como las tablets Android que vienen con los cupones de los periódicos. Estos, al igual que el Sakshat, no pueden ni deben ser considerados tablets Android. La inmensa mayoría de ellos llevan Eclair o Froyo y unos componentes que dejan mucho que desear. Su rendimiento es malo, hasta en ocasiones inusable. Y para colmo, algunos de los fabricantes de estos “tablets” se atreven a modificar la interfaz de las mismas, destrozando aún mas lo que es y debería ser la experiencia Android. Un ejemplo claro era el Notebook que se vendia con el periódico ABC por 99,99€, del cual ya os hablamos hace un tiempo. Otro ejemplo sería el “PortátilAndroid (2.1 Eclair…) que ahora mismo está promocionando el diario AS, que por 99€nos ofrece un “auténtico” ordenador Android, y con ello ya os lo decimos todo, pero lo peor es que en este caso no se trata ni de un ordenador ni un tablet, sino un… “trasto”.

    Saludos
Mostrando resultados del 1 al 1 de 1