La Tablet NT-K que ganó a Apple la batalla legal

  1. Snow leopard
    Snow leopard
    Apple presentó en noviembre de 2010 una denuncia por un delito contra la propiedad intelectual contra esta empresa --representada por el letrado del bufete Rocabert & Grau Abogados, Salvador Silvestre-- tras haber ordenado la paralización de sus 'tablets' en la Aduana de Valencia al entender que eran una copia de sus iPAD. Este hecho impidió a la mercantil valenciana la comercialización de su producto.

    Uno de los principales productos de la empresa española NT-K es el A91, un tablet con Android como sistema operativo. En noviembre de 2010, un cargamento de A91′s fue detenido por órdenes de Apple debido a que según sus abogados, esta violaba una serie de leyes de patentes y suponía un supuesto plagio de uno de los productos estrella de la compañía de Cupertino, el iPad.


    Apple incluso remitió a NT-K un burofax en el que se les requeria para que destruyeran su producto y dejaran de comercializarlo debido a que se trataba de un plagio y violaba una serie de patentes que estaban en poder de Apple, o del contrario, esta se vería obligada a llevar el asunto a los tribunales.


    Haciendo caso omiso de las advertencias por parte de Apple, NT-K decidió no dejar de comercializar uno de sus productos estrella. Ello causó que el 9 de diciembre de 2010, Apple denunciara a NT-K ante la justicia española por supuesto plagio industrial en el A91. Ello, aparte de los evidentes inconvenientes que causo a la empresa española, supuso que esta fuera incluida en una lista negra de “piratas” a nivel europeo, lo que significo unas perdidas muy importantes para la empresa en la comercialización de su nuevo tablet.

    El Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Quart de Poblet (Valencia) se ha pronunciado al respecto, acordando el sobreseimiento provisional de NT-K por esta cuestión, al entender que “la perpetración del delito no estaba debidamente justificada“. Paralelamente, en agosto de este mismo año 2011, NT-K presentó una denuncia ante la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) en la que ponían de manifiesto la posición de dominio que ostenta Apple en este sector de la electrónica de consumo y la influencia que puede llegar a ejercer en las autoridades en detrimento del resto de competidores del sector.

    Habiéndose archivado la causa penal contra NT-K y estando pendiente de resolución la denuncia ante la CDC, NT-K ha declarado en su Blog informativo que emprenderá acciones civiles contra Apple por los daños emergentes, lucro cesante y daños morales causados por la denuncia inicial de esta y su retención de la partida de tablets A91.


    Sin duda, estamos ante una guerra abierta entre un gigante de la electronica de consumo como Apple y una pequeña empresa Valenciana de reducido tamaño. El problema no radica en si el producto es un plagio o no, sino en el hecho de que Apple pueda ejercer tal presión y influencia sobre las autoridades aduaneras de nuestro pais que haga que estas retengan partidas de productos de otras compañía porque esta crea que estas violan una serie de patentes. En mi opinión, es inaceptable. Y mucho más teniendo en cuenta el poder que tiene Apple en todo el mundo. Hechos como este dejan indefensas a las empresas pequeñas y permiten a las grandes multinacionales borrar del mapa a la competencia con un simple burofax. Ambas empresas, tanto Apple como NT-K, deberían ser medidas con el mismo rasero, y deberían tener los mismos derechos, sin que una de ellas pueda “retirar preventivamente” los productos de la otra porque supuestamente constituyen un plagio de sus productos.


    EuropaPress.
Mostrando resultados del 1 al 1 de 1