Apple publica regularmente actualizaciones pequeñas de Final Cut Pro X, no mejoran muchas cosas pero al menos le hace el mantenimiento oportuno a esta app indispensable en nuestro mundo Mac para editar vídeo.

Final Cut Pro X 10.3.4 junto a un iPhone y un Mac mini es perfecto para editar vídeo profesional y entrar de lleno en la post-production audio visual de un golpe.

Ahora que es tiempo de casamientos, bautizos y todo eso, por 200 euros reportaje te puedes financiar tus vacaciones de verano en Ibiza con 7 y 8 videos que puedes editar en un plis plas.

Final Cut Pro combina una revolucionaria edición de vídeo con la mejor organización de contenidos y un rendimiento extraordinario que le permitirá crear a una velocidad sin precedentes.

La actualización Final Cut Pro X 10.3.4 resuelve un problema de estabilidad al usar funciones rápidas de teclado para recortar en pistas secundarias.

Además corrige un problema que podía provocar que determinadas operaciones de edición crearan un fundido de entrada de audio adicional.

Y soluciona un problema que podía provocar que el cuadro de diálogo Compartir mostrara incorrectamente una advertencia de códec.

Para usar Final Cut Pro necesitas OS X 10.11.4 o macOS Sierra 10.12.6, 4 GB de RAM, tarjeta gráfica compatible con OpenCL o tarjeta Intel HD Graphics 3000, Intel HD 4000 o Intel HD 5000, 256 MB de VRAM.

attachment.php?attachmentid=11778&d=1495878830


Para editar video 4K del iPhone se recomienda disponer de 1 GB y títulos en 3D, 4,15 GB de espacio de disco. Por supuesto es la versión completa y como siempre, todas las actualizaciones de Apple son gratuitas para sus usuarios.