Apple se ha puesto las pilas y ha comenzado a leer los numerosos fallos que reportan los usuarios al actualizar a OS X Yosemite, sobre todo los nuevos usuarios con Macbook Pro y Macbook Air 2014.


Básicamente Apple se centra en unos pocos kext para la Wi-fi y la conectividad Bluetooth. Además está afinando para aquellos usuarios que se pasan de listos como yo por ejemplo y han actualizado el módulo Bluetooth en un Mac Pro anterior a 2009.


Es imperdonable que nos saltemos las restricciones de Apple y no compremos un fantástico y megadontico Mac Pro 2014 DDR3, como el mio vamos... pero más pequeñín para llevar debajo el brazo y que combine con el florero de la mesa.

Antes de actualizar recuerda hacer copia de tus escenciales, los kext para trim, wi-fi y BT que tengas actuales