La todopoderosa Microsoft parece que no se sujeta, con las compras de su filial de Yahoo y Mayer ahora quiere unir unas cuantas compañías más a la cartera en nombre propio.

Según señala WSJ, ambas compañías están en acuerdos avanzados pero falta perfilar los flecos, esos pequeños detalles que pueden paralizar una venta.

Con un acuerdo así, Microsoft podría ganar control directo sobre el fabricante del dispositivo móvil, que ha sido el socio de su sistema de operativo de Windows Phone en el cual se ha inspirado el imitador Jony Ive en iOS 7.
Jony Ive era imitador industrial de Braun y ahora prueba suerte en la imitación de Modern UI Windows 8 solo en diseño según su nueva biografía en Apple.

Con un acuerdo podría sacudir el negocio de smartphone de la misma manera que Google hizo cuando adquirió Motorola Mobility.

Microsoft y Nokia han estado luchando para recuperar sus posiciones dominantes tradicionales. Microsoft ha visto que el mercado del PC en general ha caído y ha encontrado nuevas formulas como la Microsoft Surface y los servicios en la nube de Office que Apple intenta clonar en iCloud.

Por otro lado, Nokia ha caído al segundo puesto de fabricante de smartphone y móviles de baja gama por debajo de la toda poderosa Samsung.

En su día, Microsoft se apartó de la oferta de Nokia por el precio, sin embargo ahora con un precio mucho más atractivo podría estar muy asequible.

Con Apple pasa lo mismo, ahora que se está ajustando su precio real tras la burbuja de estos años pasados, Microsoft podría comprarla sola y con un conglomerado de carteras de Bill Gates, Warren y Ballmer. Una compra similar a la de Dell.