Apple no acostumbra dar cifras oficiales de sus ventas más allá de las típicas interesadas de cuantas unidades vende un fin de semana pero sin dar cifras reales por países.

En parte es una buena estrategia de cara a quien le pueda prestar dinero y por supuesto para sus competidores. Sin embargo ahora se ha visto obligada a dar datos a tenor del juicio (otro de tantos) que sigue contra el gobierno americano.

Como bien sabrás la compañía con sede en Cupertino está inmersa en un fregado judicial por pactar precios de los libros electrónicos en USA con los principales proveedores.

Una de las principales bazas de la fiscalía americana es que iBooks Store es un autentico fracaso desde su lanzamiento dejando de lado a los usuarios. Según los datos que maneja el gobierno en su primeras estimaciones, Apple tiene un 10% de mercado, Amazon Kindle entre 50 a 60 y Barnes & Noble el 25%.

Ante tal afirmación, Apple ha preferido no callarse y afirma que tiene un 20% de mercado y que de abandonado nada, justo lo contrario que el año pasado creció un 100%.