No encontramos ante un drama policíaco que transcurre en un mundo abierto crudo y visceral, ambientado en la vibrante ciudad de Hong Kong.

En el juego seremos el policía secreto Wei Shen, encargado de acabar desde dentro con una de las organizaciones criminales más temibles del mundo: las tríadas de Hong Kong. Sleeping Dogs saciará tus ganas de un título al más puro estilo GTA: sandbox, acciones libres y en donde cualquiera puede sufrir con tus acciones ya sea con un vehículo o con tus puños.

Es un sandbox gamberro, divertido y sin muchas complicaciones, que está más cerca de la escuela de Saint's Row que de la de Grand Theft Auto. Libertad, acción y pruebas que son una auténtica locura para un juego ligero, festivo y francamente divertido. Espero que la pase bien