Xslimmer es la manera más sencilla para “adelgazar” todas esas aplicaciones que todavía cuentan con compatibilidad con otras arquitecturas. Concretamente, Xslimmer puede eliminar todo aquello que no se necesita dentro de una aplicación (incluyendo idiomas innecesarios). Así pues, la configuración predeterminada nos dejará con aplicaciones capaces de ser ejecutadas en 32 y 64 bits sin ningún problema.

Cada vez que utilicemos Xslimmer obtendremos una importante mejora en el rendimiento así como beneficios en cuanto a uso de disco se refiere.