Muere un usuario de Mac por no actualizar su iMarcapasos (Se lo merece por agarrao, afirman sus amigos)

IFWTiPhoneheartmonitor.jpg

Anselmo Jarfulla Borzos, interiorista de 39 años, murió la madrugada del lunes en un bar de moda al fallarle su iMarcapasos 2, un implante cardiovascular fabricado por Apple para el que, casualmente, esa misma noche se suspendía toda garantía y servicio técnico, al haber sido relevado por el iMarcapasos 3 hace casi dos semanas.

Anselmo, fiel usuario de Mac de los de hacer cola por pagar las cosas 150 euros más caras de lo normal, tenían en tan alta estima su marcapasos hasta el punto de hacérselo implantar cuando no lo necesitaba:

«Mi corazón está en perfecto estado, ¡pero no tiene GPS, pantalla táctil ni superficie metalizada!», twitteó en su momento.

Sin embargo, dificultades económicas le obligaron a posponer la actualización:

No pasará nada porque espere unas semanas
osó decir en público, para descrédito de sus amigos tecnoadictos que ayer asistían a su funeral.

La salud puede esperar, pero la modernidad, ¡nunca!
llegó a reprochar en el sermón el cura gafapasta que ofició la ceremonia.

El iMarcapasos 3 tiene las mismas ventajas de su predecesor, pero con una nueva superficie antiadherente que impide que se manche de vísceras cuando lo llevas puesto.