- Papá, papá, ¿Un Ferrari es un coche rojo con un caballo?
- Sí hijo, sí!
- Uy! Pues estamos adelantando a uno!