ClamCase Pro convierte tu iPad en un MacBook Air 11 pulgadas por poco dinero

La nueva ClamCase Pro está diseñada desde el principio para parecer un pequeño ordenador portátil como el MacBook Air, no sólo por el diseño sino por los materiales empleados.

Para empezar, el biselado es de aluminio sólido que le da consistencia y robustez además de la elegancia a la que estamos acostumbrados de Apple en nuestros dispositivos. Las teclas comparten el mismo esquema de colores habitual y son de fondo negro y blancas. En resumen, podríamos decir que se trata del teclado original Apple de los MacBooks.

teclado-ClamCase-Pro-iPad

La parte superior e inferior de la carcasa son policarbonato blanco donde se encaja el iPad, que da una apariencia muy limpia y proporciona una excelente protección. El iPad se mantiene firmemente en su lugar con dos clips apenas visibles a ambos lados del dispositivo, y gracias al diseño hace que sea sencillo quitar el iPad cuando sea necesario.

ClamCase Pro lo tiene todo pensado, hay un pequeño orificio en el lado izquierdo del teclado que hace de interruptor. Como en todos los teclados que he probado de éstas características, incluye una batería de litio que dan para más de 100 horas de autonomía para escribir según el fabricante. La recarga es muy simple mediante un conector micro-USB que se proporciona al comprar esta carcasa.

El teclado tiene un diseño QWERTY estándar por lo que no necesitas como en otros similares combinar varias teclas para conseguir lo que quieras. En conclusión por poco más de 160EUR puedes convertir tu iPad en un MacBook Air 11″ incluso mejorado.

Mientras que el MacBook Air no tiene pantalla Retina tu nuevo portátil convertible si, además es mucho más ligero. Esta carcasa con teclado y batería incluida pesa solo 1.5 Kilos que lo hacen muy cómo de llevar a cualquier sitio.

Esto trae nuevamente el debate de si MacBook Air hoy día tiene sentido por casi 900 euros teniendo un iPad de 400 EUROS más estos accesorios por poco más.

Más información y compra | ClamCase Pro

Deja un comentario