Apple ha registrado la patente del diseño de su último ratón Magic Mouse en Europa.
Al conseguir los derechos en Europa Apple se garantiza que otra compañía no pueda usar su diseño y vender un producto similar.