En Flatout 2 para Mac lo más impactante del juego es nuestro conductor, que cuenta con la posibilidad de salir por el parabrisas ante los impactos de violencia considerable, y es bastante divertido ver cómo nuestro piloto sale despedido por la luna delantera, si es que la conservamos, y ver cómo recorre decenas de metros en lanzamiento libre. Aprovechando dichas físicas, también existen exhibiciones de lanzamiento de muñecos de trapo, a modo de minijuegos, que son muy adictivos y graciosos.

La sensación de velocidad esta perfectamente recreada, aunque al principio, con los coches menos potentes, no se puede apreciar en todo su esplendor, pero a medida que vamos mejorando nuestros vehículos y vamos adquiriendo otros más potentes y veloces, es cuando de verdad se aprecia lo realmente rápido y fluido que va el juego.