¿Alguna vez te han sorprendido durmiendo en el trabajo? Pues aquí te damos 10 respuestas para que salgas del apuro:

durmiendo
1) ¡Me dijeron en el banco de sangre que esto podía suceder...!

2) Es la siesta 15 minutos para recuperar las energías que me enseñaron en el Curso de Gestión de Tiempo que me mandaron hacer.

3) Estaba imaginando cómo es la vida de un ciego...

4) No estaba durmiendo, estaba meditando sobre la misión de la empresa e intentando descubrir un nuevo paradigma...

5) Quería verificar si mi teclado es a prueba de baba...

6) Estaba haciendo un ejercicio altamente especifico de yoga para aliviar el estrés del trabajo. ¿Ustedes discriminan a las personas que practican Yoga?

7) ¿Por qué me interrumpió? Casi estaba llegando a una solución para nuestro mayor problema...

8) La máquina del café está rota...

9) Alguien debe haber puesto café descafeinado en el frasco equivocado...

Pero de todas estas, la mejor escapatoria es:

10) ... en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén